Claves para anticiparse a las necesidades de la logística empresarial

logística empresarial

Adaptar la logística en la empresa con los nuevos hábitos de comportamiento de los consumidores es uno de los principales retos a los que se enfrentan todas las empresas en la actualidad, sin importar su tamaño o su sector.

Formatos fluidos, omnicanalidad, entregas exprés…Muchos de estos desafíos están estrechamente vinculados a la logística empresarial o, lo que es lo mismo, a todas las fases que intervienen desde la fabricación de un producto hasta su consumo.

Una tarea que exige planificación y un control exhaustivo de cada una de las actividades que se desarrollan durante el proceso logístico y de distribución de los productos, lo que incluye desde el almacenamiento hasta la entrega al intermediario o cliente, pasando por el traslado del producto.


Y es que, los objetivos de toda logística en empresas son principalmente:

  • Satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes.
  • Reducir los costes de los procesos de almacenaje y distribución.
  • Conseguir, a través de la introducción de mejoras en la logística empresarial, incrementar la rentabilidad de la empresa.

Para ello, es necesario:

  • Conocer a fondo el target o público objetivo al que se dirige.
  • Realizar un estudio pormenorizado de la situación actual de la cadena de suministro.
  • Detectar puntos débiles.
  • Hallar la manera de mejorarlos en busca de la máxima eficiencia de cada uno de los actores implicados en los procesos logísticos.
  • Invertir en tecnología para mejorar la infraestructura operativa.
  • Poner todos los recursos materiales y humanos para perfeccionarla.

Para estar en condiciones de alcanzar esas tres metas que mencionamos anteriormente, el proceso logístico debe ser casi perfecto. Para que así sea es indispensable contar con un departamento propio que revise de forma constante el funcionamiento de la cadena de suministro, estudie cómo mejorarlo e implemente todos los cambios necesarios para que esta resulte lo más eficaz y eficiente posible.

¿Cuáles son las principales funciones de la logística empresarial?

Satisfacer al cliente

El área de logística debe ser capaz de proveer los productos que necesitan sus clientes en cada momento y hacerlo de forma rápida y diligente.

Planificación de rutas de distribución

El departamento de logística debe diseñar la mejor ruta para cada fecha y el mejor horario de reparto, teniendo en cuenta que pueden surgir imprevistos que requieran de un plan B, para garantizar que el producto llega en el horario pactado con el cliente.

Gestión de inventario

Otra de las tareas de las que se encarga el equipo de logística es de proveer del mejor almacenamiento para cada producto, así como de llevar un control pormenorizado de todo lo que entra y sale del almacén.

Procesamiento de pedidos

Una buena gestión del estocaje y una óptima coordinación entre equipos y departamentos son necesarias para poder procesar cada pedido de forma rápida y eficiente. 

Control de datos

Contar con un software que ayude a gestionar las órdenes de compra, los inventarios y los tiempos de salida, distribución y entrega de mercancía es básico para que la logística interna de una empresa pueda funcionar como debe.

Análisis de datos

Dedicar esfuerzos para analizar los datos que se desprenden de cada una de las acciones de suministro resulta esencial para poder mejorar la logística de una empresa.

Retos de la logística en empresas

Modernización y automatización

Según el estudio ‘Warehouse 2024’, el crecimiento de la economía bajo demanda va a llevar a una progresiva tecnologización de los centros de logística y distribución. Eso implica, además de inversión, una apuesta clara y decidida por por la robótica y, claro está, por profesionales expertos en el uso de las nuevas tecnologías.

Entregas ultrarápidas

Las exigencias de los nuevos consumidores obligan ya a disponer de mecanismos de distribución veloces y capaces de adaptarse a los horarios de los clientes. Una tendencia que se espera que vaya a más y que obligará a las compañías a mejorar su eficiencia a la hora de almacenar, gestionar inventario o procesar pedidos y a vigilar estrechamente todo el proceso de reparto.

Almacén 4.0

Disponer de almacenes altamente automatizados es otro de los desafíos al que se enfrentan las empresas del mañana. Para ello resulta imprescindible contar con perfiles profesionales familiarizados con las nuevas tecnologías aplicadas a la logística en empresas.

Hacer frente a escenarios altamente cambiantes

La irrupción de nuevas pandemias, el recrudecimiento de las guerras comerciales entre las principales potencias o los constantes cambios en los tratados comerciales en materia de transporte y seguridad son algunos de los frentes a los que la logística empresarial deberá hacer frente en los próximos años. 

Sostenibilidad

Según un estudio de la consultora Global Web Index, 4 de cada 10 consumidores está dispuesto a cambiar de marca por razones medioambientales. Tal y como apunta este informe, la forma en la que las compañías interactúan con el planeta será -si no lo es ya- uno de los principales valores añadidos que una marca puede ofrecer a sus clientes.